- Automovil de Lujo
Prueba Carretera: Ferrari F430 Spider 2006 vs. Lamborghini Gallardo Spyder 2006
Nos la pasamos genial. ¿Quisiera estar aquí?

Tal vez haya pocas cosas en el mundo más inútiles que un convertible de 305 km/h. Aunque pudiera encontrar un sitio dónde correr a 305 km/h. Conducir uno con la capota abajo a esa velocidad sería como meter la cabeza en la sala de dinamómetros en General Electric mientras prueban un motor de jet F/A-18. A toda potencia.

publicidad


Los convertibles, claro, son para que lo vean a uno en ellos. Declaraciones de moda móviles que generalmente están mejor para conseguir el mejor estacionamiento en el Ritz-Carlton más cercano. Pero pasear por Beverly Hills o South Beach en un convertible con US$15,364 en equipo de carreras como frenos de fibra de carbono o un V-10 de 513 gruñendo silenciosamente atrás de los hombros parece ser, digamos, un ligero desperdicio de ingeniería.

2006 Lamborghini Spyder Side View

Sí, uno puede decir que el Ferrari F430 Spider y el nuevo Lamborghini Gallardo Spyder (así se escribe: Ferrari prefiere la "i", mientras que Lamborghini utiliza la "y") son, de hecho, autos sin sentido. Así que no vamos a entrar en cosas como que no cuentan con mucho espacio para equipaje. No mencionaremos que el rendimiento de combustible difícilmente se podría llamar adecuado, ni discutiremos si el Lamborghini representa más valor que el Ferrari. No, sólo vamos a manejarlos. Con fuerza. Porque si tiene los medios para pasear en un superauto convertible, es bueno saber que no sólo lo hace para verse cool. No. En serio.

2006 Ferrari F430 Spider Side View

Ambos autos han sido cubiertos a detalle en ediciones anteriores (Ferrari, septiembre de 2005; Lamborghini, marzo de 2006), así que conoce los fundamentos: un V-8 4.3L de 483 hp con tracción trasera contra un V-10 5.0L de 513 hp y tracción total. Eliminar el toldo añadió algo de peso (unos 68 kilos en el Ferrari y 118 en el Lamborghini) y reduce un poco la rigidez. Tal como los probamos —con los frenos de carbono-cerámica y asientos deportivos de US$5,004—, nuestro F430 costó US$229,590, mientras que el Gallardo, equipado con navegación satelital y sistema E-gear resultó en US$216,000.

Las Ruinas del "Sueño Americano"
El Mar De Salton
Los planes para rescatar el mar se han hundido invariablemente en el juego político de California.

El Gallardo, lleno de paneles cincelados y con actitud nerviosa, amenaza con robar cámara incluso antes de abrir la puerta. Aunque no es tan atractivo como el cupé, sigue siendo un superauto del siglo XXI, no un refugiado remasterizado digitalmente de la década de1960. La estilizada capota suave se extiende firme sobre la cabina y se dobla limpiamente bajo la cubierta trasera del motor con sólo tocar un botón, lo cual hace que el inclinado parabrisas exagere aún más la apariencia de toro enojado.

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | Siguiente





publicidad